Las musarañas

De Proyecto Krahe

Las musarañas
Índice: IPK122
Canción de

De mis ficciones y mis vicios siempre esclavo,
no doy ni clavo,
fumando espero no sé qué, tiempo me sobra
aquí en la obra.
Por mi "chaise longue" van desfilando musarañas
y en sus hazañas
o en sus patrañas
mi corazón zozobra.

Mis musarañas tienen nombres de mujer
y el tuyo, Esther,
como un moscón zumba que zumba impertinente
aquí en mi mente,
es casi casi casi como estar contigo,
duro castigo
que yo maldigo
entristecidamente.

Porque, a pesar de que aún a veces imagine
que eres de cine,
que me haces caso y que en tus besos desvarío
con que el vacío
cruel y absurdo de la vida no es un drama
cuando en la cama
se desparrama
tu gracia y tu tronío,

lo cierto es que estás vendiéndote a diario
a un millonario
que ha amurallado el jardín de tu lujuria
y que esa injuria
me deja viudo de tu cuerpo y tu deseo
y que lo veo
todo muy feo
y estoy hecho una furia.

No claves cruces en el monte del recuerdo
que igual te muerdo,
vístete y vete lejos de mi fantasía,
ex - vida mía.
Desde otros nombres me reclaman tiempo y mimo
y las lastimo
si sólo rimo
amor con lejanía.

Yo, que fui un golfo y retuve a cuatro o cinco
que, dando un brinco,
me colmarían la "chaise longue" de cercanía,
¿por qué querría
sufrir tu acoso fisiológico y mental,
sufrir un mal,
Esther de Tal,
para el que no hay tutía?

Quiero olvidar que en esos ojos de morena
valió la pena
morir de amor carnal en tantas ocasiones
y que aún me pones.
Seguramente es eso lo que más me enfada,
¿si ya no hay nada,
-ea, borrada-
qué haces en mis canciones?

Ay, qué difícil es, así, repantingado,
darte de lado.
Voy a probar a ver qué tal si me levanto,
adiós, encanto.
He de asear mi domicilio y mi persona,
adiós, tumbona.
Con la fregona
enjugaré mi llanto.

(Javier Krahe)





Herramientas personales
Google AdSense